Modelo “LaPampa” ( Temporalmente no disponible! ) …

De Mendoza al Río Colorado, aquella región era tan conocida para él… tantos años atravesando con su mirada esas mesetas y ese paisaje espiritual… sus ojos estaban arrugados por el frío, el sol y las emociones infinitas de grandes experiencias percibidas. Nunca dejaba de mirar a ese horizonte impenetrable a veces, que hacía perder la propia razón y la sensación de ser una criatura en el mundo.  Aquellos lugares que le rodeaban eran míticos en la memoria pero duros en el camino y las cosas que había visto a través de esos ojos oscuros e imperfectos siempre recreaban tierra fuerte, pieles duras, manos rasgadas y rotundas y aventuras de descubrimiento de tantos…

Aquel ser era humano en lo más profundo de sus raíces, no podía andar, ni tenía una cabeza con la que sonreír o recostarse, pero su corazón estaba aferrado a lo más profundo de la estepa, en lo más profundo de la naturaleza y su sangre de agua y luz le había dado esa juventud eterna…  Su nombre se lo dio su tierra “La Pampa” y su legado es su historia eterna.

Solo tienes que mirar hacia adelante, a través de la luz del sol que cae en la tarde de aquellas tierras húmedas, y allí, voluptuoso y extenso, encontrarás a ese robusto ÁRBOL cuyo nombre es “Ombú” o el árbol de la “Bellasombra”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s